martes, 24 de noviembre de 2015

     Cuando sientas que todo va mal o simplemente no tienes la suficiente motivación, recuerda el porqué empezaste, recuerda todo por lo que ya pasaste, date cuenta de lo lejos que has llegado y piensa a dónde quieres llegar... Saber que si te rindes hoy, mañana te puedes arrepentir. 

   

No hay comentarios: