sábado, 3 de octubre de 2015

     Gracias por venir a recibirme siempre que llego a Coruña, por llevarme a sitios bonitos y descubrir otros tantos contigo, por las sorpresas originales, por hacer que una cosa simple tenga un gran significado para mí, por ser el único que puede animarme cuando tengo el peor día en mucho tiempo, por cada momento que pasamos juntos que termina siendo único y especial (incluídos los enfados), por todo lo que aprendo a tu lado, por las primeras veces, por las películas que vemos juntos...  Sé que no te lo digo muy a menudo, pero soy muy feliz teniéndote en mi vida y pudiendo conocerte un poquito más día a día.
     Simplemente gracias por ser tú. 
     Te quiero.

No hay comentarios: