domingo, 28 de junio de 2015

    No sé como explicar lo que siento en este momento... ¿Sabéis cuando acabais la ESO o bachillerato y notáis que sin más acabó? ¿Que los amigos que tenías cojerán caminos distintos a los tuyos? Ahora sí que sí. Se queda en Coruña el mejor año de mi vida. Un año en el que reí hasta ahogarme y lloré hasta quedarme dormida, en el que pensé sobre la vida y sobre lo rápido que pasa el tiempo, en lo feliz que fui como hacía mucho que no lo era, en el que aprendí a cuidarme yo misma y a ser responsable, en el que cociné si no quería morir de hambre y tuve que preocuparme de mis cosas. 

    Pero lo más importante es que nada de esto lo hice yo sola. Me conocí a mí misma y a su vez conocí a unas de las mejores personas que tengo en mi vida. Porque tener amigos te hace reconocerlos entre la multitud, pero verlos día tras día te hace conocerlos y reconocerlos por la voz, por sus gestos, sus pasos... 



No hay comentarios: