martes, 30 de junio de 2015

     Dicen que no hace falta la misma sangre para ser familia. Que un día aparece alguien que deja la palabra "amistad" en mal lugar. Una persona con la que compartir momentos. Es tu hombro donde llorar y esa persona que te dá un abrazo cuando más lo necesitas. Que aunque se vaya lejos, nunca la olvidas. Que te avisa de que la vas a cagar y te dice el primer "te lo dije"cuando no le hiciste caso. Que siempre te desea lo mejor. Que ríe y llora contigo (sobre todo reír por tonterías que solo nosotras entendemos). Que sabe cuando tienes un mal día solo con hablarte e intenta que cambie. Que te peina (después para estética de cabeza). Es sin duda alguna la mejor jefa de producción, aunque ella no lo sepa ver así y se estrese. Que estaremos juntas en segundo de producción.

    Apuesto fuerte por todo el tiempo a tu lado, por las noches en vela, las fiestas, los secretos... Y es que en todo este tiempo me he dado cuenta de que los pequeños detalles son los que hacen las grandes cosas.

     Te doy las gracias por ser capaz de hacerme llorar riendo, por aparecer en mi vida con tus tonterías. No sé donde estaremos dentro de 10 años. No te puedo asegurar nada pero te prometo que pase lo que pase, estés donde estés voy a acordarme de ti toda la vida.

     ¡Felices 21 Mercedes! 


domingo, 28 de junio de 2015

    No sé como explicar lo que siento en este momento... ¿Sabéis cuando acabais la ESO o bachillerato y notáis que sin más acabó? ¿Que los amigos que tenías cojerán caminos distintos a los tuyos? Ahora sí que sí. Se queda en Coruña el mejor año de mi vida. Un año en el que reí hasta ahogarme y lloré hasta quedarme dormida, en el que pensé sobre la vida y sobre lo rápido que pasa el tiempo, en lo feliz que fui como hacía mucho que no lo era, en el que aprendí a cuidarme yo misma y a ser responsable, en el que cociné si no quería morir de hambre y tuve que preocuparme de mis cosas. 

    Pero lo más importante es que nada de esto lo hice yo sola. Me conocí a mí misma y a su vez conocí a unas de las mejores personas que tengo en mi vida. Porque tener amigos te hace reconocerlos entre la multitud, pero verlos día tras día te hace conocerlos y reconocerlos por la voz, por sus gestos, sus pasos... 



martes, 9 de junio de 2015



     Hay quien dice que nuestro destino está ligado a la tierra. Que es tan parte de nosotros, como nosotros de ella. Otros dicen que nuestro destino está cosido como en una tela y que el destino de unos se entrelaza con el de otros muchos. Es lo que todos buscamos o contra lo que todos luchamos. Hay quien nunca lo encuentra o quien es fatalmente atraído hacia él.


     Cuando llegué a Coruña viví en un mundo que era totalmente distinto para mí, pero del que rápidamente me acostumbré. Aquí las cosas estaban destinadas a suceder, si no hoy, entonces mañana. Es así como conocí, a lo que hoy por hoy, son mis amigos. Mi familia. Los que han estado para todo lo bueno y lo malo. Porque no empezó siendo un buen año, pero ellos están consiguiendo que se convierta en el mejor de todos.


     Desearía que el tiempo se detuviera. Que siempre estuviéramos todos juntos. Pero llegará el momento en el que me tenga que ir y cuando esto ocurra, me llevaré momentos maravillosos, pero también dejaré recuerdos muy gratos tras de mí.