lunes, 4 de mayo de 2015

    Sal ahí fuera, demuestra lo que vales, demuestra que eres fuerte, que no podrán contigo, que superarás las dificultades, que no eres tan débil como ellos creen, que por muchas veces que te caigas volverás a levantarte una y otra vez. Que por muchas cosas que vengan, le plantarás cara, que vas a seguir viviendo. Que jamás te darás por vencida y que se aprende a sonreír después de haber llorado mucho.

No hay comentarios: