viernes, 17 de abril de 2015

    A veces conoces a ese chico que te parece inaguantable, pero que a medida que lo conoces descubres que es un encanto, un amor y sobre todo una gran persona. Maldices a todas las chicas que le hicieron daño y desearías que él se fijara en ti. Pero las cosas no van así. Él jamás se fijará en ti.

    Necesitas hablar con él, saber más de él y para ello le escribes tonterías, con el único fin de alargar la conversación. Cuando tienes problemas y hablas con él, le miras a los ojos que no tienen nada en especial y a la vez lo tienen todo. Y su sonrisa... Su preciosa y bonita sonrisa. Es tan agradable verlo reírse y feliz que se te olvidan tus propios problemas. 

    Consigue descolocarte y dudar de todo lo que sabías o creías saber hasta ahora. Y él nunca lo sabrá. Porque es mejor su amistad que perderlo para siempre.

No hay comentarios: