jueves, 17 de julio de 2014

    Hay amistades hechas de risas o dolores compartidos; otras de horas de colegio; otras de juegos de juventud, salidas, cines u otras diversiones; otras de un momento vivido en coincidencia...; y luego están aquellas que nacen sin saber por qué... incluso de silencios comprendidos, o de simpatía mutua sin explicación.

No hay comentarios: