jueves, 15 de mayo de 2014

     Doy gracias. A los que están y estarán siempre, a los que tarde o temprano se acabarán marchando, a los que estuvieron, a los que estarán, a los que han estado desde siempre. A los que aparecieron en el peor de los momentos, para convertirlo en el mejor de todos. A los que desaparecieron, y sin embargo, dejaron una huella tan profunda, que ni todos los que vendrán podrán borrarlas.

No hay comentarios: