jueves, 14 de noviembre de 2013

    A veces taparnos los ojos no es la solución para no ver las cosas, porque las hay que se sienten, y entonces hasta los ciegos las pueden ver.



No hay comentarios: