viernes, 11 de octubre de 2013

    Siempre me siento feliz, ¿sabes porqué? Porque no espero nada de nadie, esperar siempre duele. Los problemas no son eternos, siempre tienen solución, lo único que no se resuelve es la muerte. La vida es corta, por eso ámala, sé feliz y sonríe siempre. Vive solo para ti y recuerda: Antes de hablar, escucha. Antes de escribir, piensa. Antes de herir, siente. Antes de odiar, ama. Antes de rendirte, inténtalo otra vez.

No hay comentarios: