domingo, 30 de junio de 2013

Pensaba que mi primer amor sería para siempre, que no me podría enamorar otra vez... 
Y el mundo se hacía pedazos bajo mis pies.
Pero cuando menos te lo piensas sale el sol...

No hay comentarios: